*

*

Entradas más vistas en la última semana

Google+ Followers

Servicio de búsqueda personalizada

Búsqueda personalizada

Destacadas!!!

Cargando...

Técnicas de Estudio 10 - Algo más acerca del lenguaje - por Daniel Galatro



¡Hola! Décimo encuentro para que continúe dándote y continúes recibiendo pistas que te ayudarán a mejorar tus resultados en el maravilloso proceso de aprender.

Luego de mis reflexiones acerca de la lectura volcadas en la clase pasada de este curso, no sería extraño que tu entusiasmo inicial haya recibido una especie de baldazo de agua fría, pero es mi obligación prevenirte para que siempre tengas una visión realista de los aspectos positivos y negativos de esta cuestión.

Comencemos echando una mirada a la imagen que nos acompaña hoy. La tomé del blog de Anallely Carrillo M. y me pareció una forma diferente de ver el tema de la comunicación.

Muestra claramente qué función cumple el contexto en este proceso. Míra el dibujo, compréndelo, analizalo, evalúalo, y si te parece útil, almacénalo en tu cerebro, luego de relacionarlo con lo que ya sabías sobre el tema. Quizá lo recuerdes mañana, la próxima semana, en unos meses o años... Ya sabes que eso dependerá de muchos factores que conoces y de otros que aún desconoces sobre ti.

Aclaremos un tema interesante.

No es lo mismo el "lenguaje" (lo que se dice) que el "metalenguaje" (lo que se quiere decir). Casi nunca son idénticos aunque están relacionados. Quien recibe el mensaje puede captar la idea que buscamos expresar o puede no hacerlo como desearíamos.

Si gritas "¡fuego!" puedes referirte a un incendio, a un acto de fusilamiento o quién sabe a qué otra situación. En caso de incendio inesperado, esa palabra del lenguaje no sería solamente informar a quien esté cerca de que se ha producido una combustión poniendo ese dato en su conocimiento sino que muy probablemente intente transmitirle el verdadero contenido, el metalenguaje que implica "¡peligro!", "¡huye!" o algo así.

¿Qué recurso hemos empleado para comunicar este mensaje? Han sido códigos sonoros (lo has gritado), pero en otros casos usarías códigos gráficos, señales, símbolos, etc. En todos los casos, a esos elementos les has previamente asignado:

- un cierto significado (una cierta "semántica") por el que la palabra "fuego" representa eso que quieres denotar,

- una cierta función (una cierta "morfología") que le da en este caso elementos como un género masculino, singular, un nombre, etc.,

dentro de

- una cierta estructura (una cierta "sintaxis") que ubica esa única palabra dentro de la oración que conforma por sí misma en este caso particular.

En fin, que si deseas comunicarme lo harás a través de un lenguaje, y cuanto mejor conozcas ese lenguaje más preciso llegará el mensaje y más probabilidades tendrá de ser comprendido como tú, el emisor, lo intentas.

Supongamos que tú crees que ese fenómeno de combustión al que todos llaman "fuego" tiene otro nombre que lo define semánticamente, por ejemplo, "calatruri". Y que solamente tú le das ese significado. Puedes pasarte gritando "¡calatruri!" sin provocar inmediatamente que quienes te rodean comprendan que se ha iniciado un incendio y de ese modo intenten ponerse a salvo. Tal vez tus gestos o el hecho de que estés gritando esa rara palabra atraigan su atención, vean las llamas, comprendan la situación y hagan algo como huir, apagar el fuego, o lo que fuera como respuesta. Pero es evidente que compartiendo correctamente el lenguaje hubiese bastado con gritar "¡fuego"!.

¿Qué diferencia hay entre "entender" y "comprender"?

Supongamos que un mensaje oral, escrito, o como esté configurado es una bolsa que contiene elementos que pueden ser valiosos para nosotros.

El primer paso para conocer ese contenido es extender la bolsa para ver qué trae dentro. Ese "extender" es lo que llamamos "entender". Nos permite apreciar y analizar su contenido, valorizando cada elemento.

Tomaremos luego solamente lo que nos interese y, dejando fuera el resto, cerraremos nuevamente la bolsa. Este proceso de "envolver" es lo que conocemos como "comprender".

Te repito la idea: para poder "comprender" (envolver) antes tienes que "entender" (extender).

Desde el punto de vista técnico, estas acciones opuestas tienen cada una su propio nombre:

- para entender realizamos un "ANÁLISIS", es decir, tomamos el todo y separamos las partes que lo integran.

- para comprender (envolver lo que seleccionamos), realizamos una "SÍNTESIS", esto es, tomamos partes para reconstruir un todo, idéntico al anterior o diferente en sus contenido porque hemos dejado fuera elementos o hemos modificado su colocación.

Hasta la próxima.

Un saludo afectuoso

Daniel Aníbal Galatro
danielgalatro@gmail.com
Noviembre 11 de 2014
Esquel - Chubut - Argentina

Volver al Índice:
http://sistemahit.blogspot.com.ar/2014/10/tecnicas-de-estudio-prologoindice-por.html

No hay comentarios:

Lo nuevo de Mercado Libre

Para enviar y recibir dinero via e-mail, regístrese haciendo clic aquí:

Dineromail, para enviar y recibir dinero via e-mail